Adaptación y mitigación

El cambio climático se define como una importante variación estadística en el estado medio del clima o en su variabilidad que persiste durante un periodo prologando (normalmente decenios o incluso más). El cambio climático se puede deber a procesos naturales internos o a cambios del forzamiento externo o bien a cambios persistentes antropogénicos en la composición de la atmosfera o en el uso de las tierras (IPCC, 2014).

Los cambios antropogénicos se deben principalmente a la acumulación de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, como el dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4), por la dependencia de las economías en el uso de hidrocarburos y la transformación de áreas naturales en otros usos de suelo.

global warming figure
Fuente: USEPA (2012)

Las acciones para hacer frente al cambio climático se dividen en adaptación y mitigación:

Mitigación: acciones enfocadas en disminuir las causas del cambio climático; es decir reducir las fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero o aumentar los sumideros de carbono.

Adaptación: acciones enfocadas en disminuir los impactos del cambio climático: es decir la vulnerabilidad de las personas ante variabilidad climática actual y cambios futuros en el clima. La vulnerabilidad depende de la exposición, la sensibilidad y la capacidad adaptativa.

Process modell