Entrevistas a agricultores

Picture of Raul Sarmiento

1. Por favor describa su situación antes de solicitar el crédito MEbA. ¿Cuáles eran sus principales dificultades para cultivar y proveer para la familia?

Cuando no teníamos el sistema de riego siempre se dificultaba todo, porque si hacía mucho verano se dañaba la cosecha por la falta de lluvia. Los cultivos no crecían por la falta de agua. Cuando apenas habíamos empezado con el cultivo de aguacate nos tocaba cargar pimpinas llenas de agua, de un lado a otro, para echarles a los árboles para que no se secaran. El trabajo era más duro y siempre corríamos el riesgo de que se dañara la cosecha. Nos hacía mucha falta un sistema de riego con el que pudiera uno proporcionar el agua al cultivo para ahorrarnos más trabajo y más esfuerzo y para garantizar la cosecha y que no se murieran los árboles por la sequía.

2. ¿Cuáles son los cambios que ha observado en el clima durante el transcurso de su vida (p.ej. mayores sequías, eventos extremos más intensos, cambio en las estaciones, etc.)

En este sector (Rionegro, Santander) la mayoría de problemas del clima es por falta de lluvia. Una vez hubo una ola invernal tremenda pero como la tierra es calcárea tiene un sistema que filtra muy rápido el agua, entonces por exceso de lluvia no hay dificultad, pero por la sequía sí. Antes no se veían estos cambios en el clima. La mayoría de la gente de acá cuenta que antes las cosechas eran muy extensas, muy buenas, y que no había tanto cambio climático; la temperatura era fresca y casi siempre igual. En los últimos tiempos sí ha habido bastante cambio: unas veces llueve mucho y otras veces hace mucho verano… Últimamente, ya hace unos cuatro años, lo que más nos está afectando es la sequía. 

Picture of fruits

3. ¿Cuál ha sido el impacto del crédito MEbA en su producción (p.ej. mejores rendimientos, ahorro en insumos, etc.)?

Eso ha cambiado mucho las cosas. Si por ejemplo antes se perdía hasta el 50%-60% del cultivo ahora ya se pierde por ahí del 20%, entonces sí se ha mejorado bastante. Ya con la medida le toca a uno menos esfuerzo y menos trabajo, o al menos el que es y no trabajo extra. Ahora solo toca abrir las válvulas de paso del agua y ya el sistema riega todo el cultivo y no necesita uno irse con las pimpinas a regar los árboles todos los días. Se ahorra trabajo y tiempo. En media hora riega uno prácticamente todos los lotes que tiene. En cambio antes echaba semanas y no terminaba de regarlos todos entonces se perdía mucha cosecha.

El año pasado, por ejemplo, si no hubiera sido por el sistema MEbA que tenemos hubiéramos perdido toda la cosecha de mandarinas. En esa cosecha sacamos más de 1000 canastillas de mandarinas, que se venden en el mercado entre 6 y 12 dólares, dependiendo de la oferta. Hubo una sequía tremenda pero como nosotros teníamos el sistema y regábamos todos los días los árboles, una hora por la mañana y otra por la tarde, salvamos todo el producto.

4. ¿Sus vecinos han preguntado sobre este esquema de microcréditos para mejorar prácticas productivas o han sido parte del éxito obtenido?

Un vecino lo instaló antes que nosotros, después nosotros quisimos también colocarlo en nuestros cultivos, y después de nosotros, otro vecino también lo instaló. Todos nos dimos cuenta de que teníamos que invertir para ir tecnificando las fincas porque uno puede saber trabajar pero tiene que administrar bien para que la tierra sea rentable. Si uno no sabe trabajar bien la finca pues ahí se muere trabajando y nunca hace nada.

Garden Hose Picture

5. ¿Cuál es el potencial que usted ve en este tipo de créditos para mejorar la calidad de vida de los agricultores?

Tanto el gobierno, las Entidades y todas las personas deberíamos pensar en cómo ayudar más al campo. Si miramos el primer piso de la economía es el campo. Usted en la ciudad no tiene qué comprar ni qué comer, y de qué sirve la maquinaria y las empresas de producción que usted tenga si no tiene nada que echarle. Por ejemplo el calzado, el vestido, todas esas cosas uno compra porque le gusta comprarlo y no porque le haga tanta falta, no porque realmente lo necesite. Eso le puede durar toda la vida si lo cuida y lo hace rendir, pero eso no pasa con la comida Uno tiene que comer tres veces al día, y más si se puede. Pero hay que ayudar al campo y a la gente que cultiva con líneas especiales de crédito. Por ejemplo, el interés debería ser más barato, los gobiernos deberían mirar cómo dar incentivos para ayudarnos más.

Uno dice que lo bueno sería que los jóvenes se queden en el campo y que no se vayan tanto para el pueblo, pero ¿cómo se van a quedar en el campo si no tienen ayuda, no tiene oportunidad? Entonces a lo mejor nos toca irnos a todos para el pueblo y con el tiempo ¿qué vamos a hacer? ¡Aguantar hambre! nos dijeron en una clase de un curso que hice. Después van a agarrar los celulares a mordiscos y así es que van a comer.

6. ¿Cómo visualiza el futuro? ¿Tiene confianza de que puede seguir siendo autosuficiente aún si los cambios en el clima aumentan?

Si para el futuro del campo el gobierno no ayuda y si los campesinos no tecnifican sus fincas, el futuro es que todos vamos a aguantar hambre. Porque si, por ejemplo, las sequías dañan mucho los cultivos y no estamos preparados y no buscamos un sistema que nos ayude a producir sin importar cuál sea el cambio climático, como los sistemas MEbA, se seguirán perdiendo las cosechas, cada vez tendremos menos comida y aguantaremos hambre si no se hace nada.

Lo bueno sería que intenten y vean los resultados, si el resultado es bueno entonces es bueno invertir, es bueno trabajar y que los campesinos nos quedemos en el campo. Si no, todos diremos que en el campo hay solo trabajo y no hay dinero, no hay para mis gastos, no hay para mis cosas, para mantener a mi familia entonces tendremos que buscar qué hacer. Pero si vemos resultados, nosotros podremos quedarnos en el campo, que es la vida que conocemos y que nos gusta.

Picture of Family Sarmiento

7. Otros comentarios importantes

A uno le da miedo endeudarse porque no tiene plata y esas medidas son una inversión, pero hay que hacerlo porque hay que hacerle frente a los cambios y seguir adelante y los cambios climáticos son cosas que uno no puede predecir.

Hay que cuidar el medio ambiente. Por ejemplo, es importante tener una zona de barbecho (desecho) o un sitio donde uno deposite los residuos de veneno y eso, retirados de las fuentes de agua, que no queden cerca de los ríos o quebradas para no contaminar el agua. También hay que tener cuidado especial con los productos que uno utiliza. No ir a botarlos a sitios que vayan a afectar a los animales y el medio ambiente.

Nosotros estamos utilizando abono orgánico, utilizamos estiércol de cabra. También estamos iniciando con el sistema de los peces. La idea es tecnificarse y hacerles un filtro de manera que el agua que salga de ellos, con residuos y que viene contaminada, salga otra vez purificada.